Sociedad de Salud Mental Comunitaria de Chile
Buscar
  • SOSAMCHI

Ana González de Recabarren, luchadora incansable

Hace poco partió Ana González de Recabarren, activa defensora de los derechos humanos en nuestro país y símbolo mismo del atroz período de represión en el que nos vimos sumergidos, esa noche permanente que se llamó dictadura y no de otro modo.

Demás está el describir las características personales y particulares de esta luchadora que hoy relevamos a través de la presente, lo que queremos destacar en esta humilde mención es su legado.

Junto con agradecer y valorar su decisión de continuar entre nosotros durante todos estos años, también queremos resaltar la figura de Ana, quien a pesar de constituirse como la víctima de un estado tremendo y terrible que encarnó fantasías, odios y temores, marcándonos indeleblemente; representó a través de su presencia, su rostro severo, su búsqueda incesante, su falta de justicia y su partida, la dignidad de seguir luchando por lo que consideramos justo. De este modo será un recordatorio permanente de lo que como sociedad vimos en ella y en todos aquellos que nos reflejan nuestra limitación e incomodidad frente al que sufre y padece, el cómo se aparta y esconde al que nos enfrenta a este dolor, operando al igual que el estigma en salud mental, olvidando los principios básicos que significa vivir en democracia, en comunidad, JUNTOS.

El desafío es cómo construimos una comunidad donde el que padece vive junto con el resto de ésta, nuestra comunidad, constituyéndonos en una relación de apoyo y cariño, donde las limitaciones propias de todos se pueden exponer y donde los cuidados que necesitamos de maneras distintas se pueden proveer, donde las búsquedas de justicia y reparación sean de todos y no sólo de los que lo sufrieron, porque la justicia es una necesidad de la comunidad, no de algunos de sus individuos, ésto es lo que nos enseñas Ana, que los derechos humanos son nuestros, no solo de las víctimas y que el ejercicio de ese deber deviene en dignidad para nosotros, lo que nos hace más grandes, como Tú.

Te despedimos Ana González de Recabarren, con la confianza de que tu vida sea un símbolo para todos nosotros, nos queda un mejor mundo por construir y que sólo entre todas y todos lo lograremos, asimismo entendemos que el desarrollo de nuestras comunidades no necesita mártires y nos comprometemos a que con tu partida no parta también la necesidad de un Chile cariñoso, justo, atento y solidario que todos y todas necesitamos; por favor sigue contando con nosotros porque nosotros seguiremos contando con tu ejemplo.

SOCIEDAD DE SALUD MENTAL COMUNITARIA DE CHILE


110 vistas